La Asociación Mensajeros de la Paz, que dirige el conocido Padre Ángel, trabaja en la República de Benín, en África (entre Nigeria y Togo), desde hace casi 10 años para combatir la situación de vulnerabilidad de los niños de ese país. Su actividad está reconocida por el Gobierno de la nación mediante acuerdos de colaboración.

El equipo de Mensajeros de la Paz en Benín se dedica a acoger y proteger a niños rescatados de las redes de tráfico de personas, hijos de padres registrados por la ONU como solicitantes de asilo o refugiados, niños maltratados o explotados laboralmente, niños con malnutrición debida a la pobreza familiar, víctimas directas o indirectas del VIH, niños encarcelados, en situación de riesgo social y en diversas situaciones de vulnerabilidad.

Estos niños son acogidos por Mensajeros de la Paz y educados en un centro situado en Cotonou que está concebido como un “lugar de paso y reintegración social”, donde los niños reciben atención psico-social, educación, atención sanitaria, renutrición, etc., hasta lograr su acogimiento por parte de familias de cara a su incorporación plena a una vida normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *